Marca: El ‘Tío Sam’ te llama

Publicado

Hacen un trabajo de ojeador, pero no buscan a la perla futbolística del equipo. Quieren al jugador que le gusta estudiar y disfrutar del fútbol. Ellos son Sport Unlimited, una empresa que desde hace ya muchos años ficha a futbolistas aficionados para que puedan tener una beca en EE.UU y, así, cursar una carrera universitaria jugando al fútbol.

“En las universidades estadounidenses, fútbol y estudios son dos cosas inseparables. Ambas van unidas hasta tal punto que son los profesores universitarios quienes aconsejan a los jugadores qué número de asignaturas deben de coger”, explica Gerardo Piris, director of soccer en Sports Unlimited.

Consejo que dan pensando en el campeonato futbolístico: “Cuando se desarrollan las Confederaciones, los chicos tienen menos asignaturas para que puedan dedicar más tiempo al fútbol. Y cuando el campeonato termina, los jugadores tienen más asignaturas. De esta manera se compensa y se pueden hacer las dos cosas sin ningún tipo de problemas”. Porque,eso sí, estudiar y aprobar es clave para que no se le retire la beca.

Captar talentos

Y es que las becas deportivas son, a día de hoy, uno de los principales medios a través de los cuales las universidades norteamericanas se sirven para atraer y captar talentos. De esta manera, no sólo permiten a jóvenes deportistas de todo el mundo sufragarse parcial o totalmente todos los costes de estudiar en EE.UU, sino que además logran, año tras año, subir el nivel de sus ligas en las distintas instituciones en las que compiten. Y es por ello que allí se rifan a los españoles.

“Desde que España ganó el Mundial, el interés por los futbolistas españoles aficionados ha crecido considerablemente. Entre un español y otro de cualquier país, van a elegir al de España”, dice Piris.

Cambiar el chip

Óscar Rubio, scouting de Sport Unlimited, tuvo que cambiar la mentalidad a la hora de fichar: “Como entrenador siempre te fijas en las características del jugador, y ahora lo primero que pregunto es si estudia”. Y es que, aunque te cuadre el chico, si no estudia, no puede conseguir una beca universitaria. Óscar fue uno de los primeros jugadores hacerlo fuera de España: “Si en mis años hubiera habido este tipo de becas, hubiese sido el primero en apuntarme”.

Leer artículo original

Descargar PDF

Más
artículos

Ir arriba
× ¿Cómo puedo ayudarte?